Constantemente recibimos solicitudes para cambiar el nombre o razón social en las impresoras fiscales, generalmente esta solicitud obedece a que la persona tuvo que cerrar la empresa y se dispone abrir una nueva compañía, por lo que desea usar su antigua máquina fiscal (impresora fiscal, caja registradora), esto parece un procedimiento lógico ya que el equipo aparentemente fue adquirido por la persona. Sin embrago, no es tan sencillo, para la legislación el dueño del equipo fiscal es la empresa que cerró, con un elemento adicional que lo hace más complejo, en la providencia administrativa 0071 del SENIAT se establece que las máquinas fiscales son intransferibles.

¿A qué se debe esto? El principal motivo, es que la impresora fiscal y las máquinas fiscales en general son medios de facturación, es cómo tener un talonario de factura, por lo tanto si está registrada a nombre de una empresa, es imposible que lo utilice otra diferente, ya que todo lo que se facture corresponde al dueño del equipo. No obstante, como las máquinas fiscales son equipos electrónicos, se diferencia de un papel impreso como los talonarios de facturas, esto permite que mecánicamente se puedan hacer cambios.

Hay que destacar que las máquinas fiscales no son equipos electrónicos corrientes, por ser medios de facturación se rigen por normativas legales del ente tributario, el incumplimiento de ellas conlleva sanciones inclusive penales, por lo tanto a pesar de que mecánicamente este cambio se puede realizar, legalmente solo se puede hacer a través de un servicio llamado Re-enajenación, el mismo comprende cambio de memoria fiscal, serial del equipo, notificación al SENIAT, nuevo libro control, fiscalización y programación del equipo, la mayor parte de este procedimiento es realizado por y bajo los lineamiento de la casa matriz de la marca de la impresora fiscal o máquinas fiscales a través de sus distribuidores autorizados.

Por supuesto, que este proceso conlleva un costo, que en muchas ocasiones supera hasta la adquisición de un equipo fiscal nuevo dependiendo de la marca de la impresora fiscal, por lo tanto nuestra invitación antes de tomar una decisión es que se comunique con nuestros asesores en facturación que le pueden brindar mayores detalles en este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *