Cuando las chiripas dañan tu máquina fiscal: acciones y recomendaciones

¿Cómo mantener la máquina fiscal libre de insectos y bajo el cuidado que exigen? Al tratar el tema de máquinas fiscales debemos ser sumamente sigilosos en el ciclo del proceso de mantenimiento y los cuidados que debe proporcionar el técnico fiscal.

Este tipo de maquinaria fiscal solo puede ser abierta por un técnico autorizado por el SENIAT o a través de un distribuidor de máquinas fiscales. Debe ser comprobado la apertura del equipo por autoridades no competentes la empresa responsable de la máquina fiscal será sancionada según el código de comercio y tendrá que adquirir un equipo nuevo en los próximos 2 días hábiles a partir de su comprobación. Esto nos demuestra la importancia legal que los equipos poseen al tratarse de un tema tan delicado y los cuales funcionan como medio de facturación para los comercios.

Otra de las exigencias legales que deben atender los responsables y dueños de las máquinas fiscales es realizar una inspección anual obligatoria donde se constate el buen estado del equipo, su funcionamiento y actualizaciones. Quisimos destacar estas dos normativas para plantearles a los comerciantes que si bien la máquina fiscal es un activo delicado por su importancia legal, hay posibilidades para mantener su cuidado, y la inspección anual es una de ellas. Es una buena oportunidad para que el técnico autorizado pueda hacer una limpieza interna del equipo.

Este es un punto importante ya que a través de todos estos años que tenemos de experiencia realizando servicios técnicos de las máquinas fiscales nos hemos encontrado con escenario complejos del cuidado de estos equipos: cajas registradoras infectadas con insectos o chiripas causando daños a los componentes internos, tarjetas principales, impresores, etc. Incluso, hemos tenido la experiencia de que las condiciones de estos equipos son irreparables por el daño causado de los insectos.

¿El causante? Las chiripas o cucarachas en su organismo desechan una especie de ácido y toxinas que van dañando progresivamente los componentes electrónicos internos de las máquinas fiscales. Además, causan dificultades para su reparación. Es por ello que compartimos recomendaciones generales para tener un cuidado exhaustivo de estos equipos:

  • Fumigar periódicamente y mantener los alrededores limpios.
  • Hacer no solo la inspección anual sino solicitar mantenimiento preventivo a su centro de servicio técnico.
  • Al cerrar el día, colocarle una protección al equipo, por ejemplo un forro.
  • Aprovechar la inspección anual donde hay un técnico autorizado para realizar la limpieza interna del equipo, así el equipo puede durar más tiempo y no se convierte en un espacio de seguridad y reproducción de las chiripas.
  • Limpiar con un pañito húmedo el exterior de la máquina periódicamente, teniendo el cuidado de no mojar componentes internos.

¿Tienes dudas? ¡Déjanos un comentario! ¡O acude a nuestro formulario de contacto para una atención más personalizada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *